Slide1

Si, como creemos la mayoría de nosotros tenemos la capacidad de modelar el mundo de acuerdo con nuestros sueños y deseos, ¿por qué colectivamente lo hemos convertido en tal caos? Por dónde empezar y qué se debe hacer son las cuestiones clave.
David Harvey

PROGRAMA DEL ENCUENTRO FORMATIVO

Es un intento de comprender el lenguaje de los pueblos para descifrar el curso de la historia. “Nuestra tarea es aprender el nuevo lenguaje de la lucha y, aprendiendo, participar en su formación” (Holloway, 2011:4). La lucha por la independencia, por defender la soberanía y la dignidad de los pueblos continua aunque las historias y las circunstancias hayan cambiado y sigan cambiando.

Objetivos del Encuentro

Construir una visión conceptual-metodológica de la praxis del conocimiento desde una ciencia para el pueblo, en y para la acción por el cambio social de raíz, que permita la comprensión de la realidad histórico-social durante el proceso de formación y auto-organización comunitaria, que posibilita la asunción de su propio destino.

Posesionarnos de lineamientos y herramientas cognitivas fundamentales para la creación de propuestas teórico-prácticas de desarrollo integral comunitario y de su posibilidad de articulación en redes sociales –territoriales y sectoriales– para la conformación de un poder social transformador de la realidad particular.

Estructura general del contenido

La estructura temática la hacemos a partir de ejes que son una unidad de contenidos organizada y articulada internamente para lograr objetivos específicos, y se complementan ente sí para lograr los objetivos del Encuentro como totalidad didáctica. El orden de los tres ejes tiene un carácter pedagógico y la profundidad que se logre dependerá de la experiencia individual y el debate colectivo que se realice.

Eje Temático 1: Ciencia y praxis social en transformación

  1. Conocimiento científico y comprensión de la realidad.
  2. El proceso de investigación social desde la acción.
  3. Orientaciones conceptuales-metodológicas básicas.

Eje Temático 2: Creación del conocimiento en la acción comunitaria

  1. El conocimiento emergente desde la Investigación-Acción Comunitaria.
  2. Cómo iniciar un proceso de investigación-acción transformadora.
  3. Relación dialéctica teoría-práctica del sujeto de la praxis.
  4. Diversidad propositiva en la Investigación-acción.

Eje Temático 3: La potencia histórica del proceso de saber-pensar-hacer

  1. Ciencia del pueblo y Desarrollo Humano Integral.
  2. El poder popular: Desafíos y retos del Siglo XXI.

Los contenidos y la estrategia didáctica han sido diseñados atendiendo a preguntas generadoras, que parten de la premisa de que no es posible comprender la realidad en transformación desde la actual cultura hegemónica del conocimiento.

1.- ¿Qué hacer para convertir al conocimiento en una herramienta al servicio de la humanidad y de la preservación del planeta y deje de ser una mercancía poderosa para mantener el actual estado de opresión, sumisión, explotación y discriminación a nivel mundial?

2.- ¿Cómo se supera el sentido común alienado y se construye una ciencia desde y para el pueblo, que reconozca y valore la diversidad histórico-cultural y la coexistencia de múltiples sentidos de la historia?

3.- ¿Cuáles son las claves de la nueva cultura del conocer para transformar la sociedad que valore la experiencia del ser humano en su acción social?

Para información general sobre matrícula y fechas pinchar aquí.

Estrategia pedagógica general

Estrategia de formación:

En la investigación-acción es fundamental conocer y apreciar el papel que juega la sabiduría popular, el sentido común y la cultura del pueblo, para obtener y crear conocimientos científicos (Fals Borda, 2009:279), además la formación de habilidades y capacidades parte de la creencia de que el sujeto es constructor de su propio aprendizaje. De allí la necesidad de propiciar y mediar en situaciones que lo favorezca. Se combinan estrategias de exposición y actividades prácticas con procesos dialógicos de reflexión-crítica e intercambio de experiencias significativas y de situaciones relevantes vivenciadas, en un ambiente democrático que propicie el compromiso social y comunitario.

Planificación básica

Se programa en cuatro sesiones presenciales teórico-practicos, de tres a cuatro horas cada una. En las tres primeras se desarrollan los ejes temáticos, con debates y trabajos prácticos individuales y colectivos, que incluyen 23 actividades contenidas en el Cuaderno de apoyo. En la última sesión se presentaran en Plenaria los trabajos colectivos para su discusión colectiva (abierta a invitados). La versión definitiva se entregará posteriormente para su valoranción final, difusión y publicación.

Estrategia de evaluación

La evaluación será continua y formativa en las sesiones de aula y en la autoformación individual. Se combina la autoevaluación, coevaluación y evaluación del docente, a través de actividades prácticas, individuales y colectivas en dinámicas pedagógicas de un aprender haciendo y autocorrigiendo en colectivo, en la creación de teoría emergente para la acción transformadora.

RELEVANCIA DEL SABER-PENSAR-HACER

La descolonización del pensamiento forma parte de la superación del sentido común alienado, y es la alternativa para incidir conscientemente en la realidad, a partir de una acción social transformadora. En una sociedad que limita, cada vez más, las posibilidades de actuar por el bien común resulta vital la convivencia solidaria para lograr la vida en paz y en una relación de equilibrio con los territorios donde se habita. El reconocimiento de la diversidad histórico-cultural existente en el mundo y los distintos sentidos de la historia, expresados en cosmovisiones diferentes de modos de organizarse y vivir en sociedad, permite valorar la coexistencia de comunidades y pueblos que comparten hábitats y territorios y que se articulan entre ellos para cooperar mutuamente, complementarse e intercambiar recursos y capacidades, en una relación de reciprocidad orientada al buen vivir, a una vida sana y en armonía con la naturaleza. Sin embargo, este legítimo propósito se encuentra con que el desarrollo del capitalismo a nivel mundial se mueve con una fuerza hegemónica sin precedentes en la historia y en un proceso de globalización generado por su lógica que envuelve a toda la humanidad, en su propia vida diaria de trabajo y convivencia social contraria a esta aspiración, ya que se fomenta la libre y desenfrenada competencia mercantil y la irracionalidad de la sociedad del consumo discriminadora y que excluye al pueblo trabajador productor de dichos bienes y servicios.

Toda sociedad que pretenda cambiar el rumbo de la historia, en contra del orden establecido, debe asumir el reto de crear teoría para la acción desde su praxis y realidad histórico-social particular; no existen manuales ni leyes de la historia para ello. De esta forma, la teoría sobre y desde la praxis se configura y reconfigura por la acción dialógica-colectiva desde los propios escenarios de lucha por el cambio social de raíz, donde la experiencia de vida juega un papel fundamental. Comprendemos al sujeto político colectivo como productor y producto de su propio cambio; en la creación de condiciones y circunstancias favorables para poder superar al capitalismo, fuertemente enraizado en la sociedad, e ir venciendo los obstáculos y amenazas concretas que se presentan en el camino. Negar esto es negar la propia historia de desarrollo de la humanidad.

En su proceso de cambio planificado los sujetos protagonistas se encuentran con situaciones, muchas de ellas contingentes y otras estructurales, que no están contenidos en el diagnóstico previo realizado del pasado reciente. Constituye un desafío y un reto diseñar medidas y estrategias para actuar en contracorriente y enfrentar fuerzas internas y externas, con inteligencia y sabiduría popular para crear alternativas y caminos en medio de un gran dinamismo y tensión social. El sujeto político vincula históricamente y le da continuidad a la acción del presente, partiendo de la existencia de una inteligencia colectiva. En su dinámica de intercambio en encuentros colectivos formativos desarrolla y potencia habilidades dialógicas y de reflexión crítica en su propio proceso de autoformación. Crea y recrea ideas, las comparte y manifiesta capacidad de construcción colectiva, sabiendo escuchar, discernir, respetar las ideas de los demás, y construye argumentaciones razonadas. Desarrolla su capacidad de auto-corrección en el proceso de aprender-haciendo con significado.

Para información general sobre matrícula y fechas pinchar aquí.
Anuncios